RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
Advertising Week Latinoamérica
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: junio 17, 2020 Autor: Redacción Parametro
Compartir Nota >

Fragmentación y polarización electoral; conmigo o contra mi…

En todo caso, la magnitud de la crisis apunta a que el desgaste puede ser más profundo en el mediano y largo plazo.

La evidencia indica que las crisis tienen efectos negativos en la evaluación gubernamental, y en la intención de voto hacia el partido gobernante (voto económico). Incluso, considerando una oposición debil y desarticulada, asi como un amplio respaldo hacia el partido gobernante, la crisis ha tenido un desgaste que de acuerdo a la serie de encuestas de El Financiero registra un ciclo de altibajos durante la cuarentera. En marzo AMLO registraba 60% de aprobación, en abril se recupero y alcanzo 68 %, y en mayo volvió a ubicarse en 60%. Otras mediciones advierten de una caída mayor, y una aprobación de alrededor del 50%. En todo caso, la magnitud de la crisis apunta a que el desgaste puede ser más profundo en el mediano y largo plazo. 

Un político piensa y actua para ganar la próxima elección. AMLO ha destacado por controlar la agenda pública con un liderazgo populista, como fino operador para desarticular a sus adversarios, y por un estilo más parecido al de un candidato en campaña que al de un jefe de Estado. El combate a la corrupción, la austeridad, programas sociales, y las obras bandera son la parte medular de su gobierno. Sin embargo, decisiones polémicas como la cancelación del aeropuerto de Texcoco han generado incertidumbre a la inversión privada, y la pública brilla por su ausencia (salvo las obras bandera). La austeridad, el apego al pasado y los recortes con machete a la administración pública han representado sus mayores criticas. 

El coronavirus y la recesión económica llegaron a modificar todo, incluso el ambiente electoral. En medio de la crisis, AMLO polariza en lugar de convocar a la unidad. Fiel a su personalidad política, es un pugilista que gusta confrontar mas que conciliar, imponerse más que negociar. Si bien cuenta con una amplia base de apoyo, esta puede ser erosionada por los efectos de las crisis, por lo que decide polarizar (indirectamente le ayuda a consolidar su base de apoyo), al estilo de estas conmigo o contra mi. Esta reducción del espectro político por ahora, le favorece, y nos adelanta el grito de guerra de la próxima contienda en 2021: apoyas el pasado corrupto o estas con la transformación. 

En un escenario de fragmentación y abstención, esto puede ser suficiente para garantizar el triunfo en la elección federal. Hay que considerar la baja competitividad partidista que muestran diversas encuestas, en el que Morena registra una caída de alrededor de la mitad de sus simpatizantes, pero supera a sus seguidores en proporción de 2 a 1. PAN, PRI, PRD y MC no han crecido, incluso algunos alcanzan minimos históricos en indicadores como identidad partidista, y preferencia electoral. 

Entre la vocación del gobierno de echarle la culpa de todos los males al pasado corrupto, y la incapacidad de la oposición para elaborar una oferta política de futuro, hay segmentos que están indecisos de abrazar esta forzada dicotomía. Hay quienes votaron por AMLO en 2018, pero están insatisfechos con los resultados del gobierno. Igualmente, están los afectados por recortes presupuestales en el sector salud, campo, educación, administración pública, mujeres que no han percibido empatía en el tema de genero, y habrá más afectados por la crisis económica y de seguridad. Todos esperan una oferta de valor que los movilice para votar. De lo contrario, lo más probable es que pasen a engrosar las filas del abstencionismo en la próxima gran elección de 2021, en la que en la misma jornada electoral, se renovará la cámara de Diputados Federal, 15 gubernaturas, y 29 de 32 congresos locales del país. 

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *