RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
Advertising Week Latinoamérica
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: April 7, 2020 Autor: Mtro. Paul Valdes
Compartir Nota >

La polarización ideológica del COVID-19

La polarización ideológica del COVID-19 La pandemia del coronavirus ha sido calificada por la ONU como el mayor reto de la humanidad desde la segunda guerra mundial. En países como México, la crisis ha sido acompañada por una polarización ideológica alentada por diversos actores, incluido el Presidente López Obrador. Frente a un enemigo tan temible, […]

La polarización ideológica del COVID-19 La pandemia del coronavirus ha sido calificada por la ONU como el mayor reto de la humanidad desde la segunda guerra mundial.

En países como México, la crisis ha sido acompañada por una polarización ideológica alentada por diversos actores, incluido el Presidente López Obrador. Frente a un enemigo tan temible, lo que se esperaría es la prudencia, y la unidad, lamentablemente tenemos en plena batalla contra la pandemia, una confrontación estéril para la sociedad en general.

La pandemia del coronavirus ha sido calificada por la ONU como el mayor reto de la humanidad desde la segunda guerra mundial. En países como México, la crisis ha sido acompañada por una polarización ideológica alentada por diversos actores, incluido el Presidente López Obrador. Frente a un enemigo tan temible, lo que se esperaría es la prudencia, y la unidad, lamentablemente tenemos en plena batalla contra la pandemia, una confrontación estéril para la sociedad en general.

Recientemente, AMLO pidió tregua a sus adversarios, sin embargo sus fieles seguidores inmediatamente organizaban la siguiente campaña de ataque contra quienes piensan diferente a su gobierno. Apegado a un estilo combativo más que de jefe de Estado, el Presidente no pierde oportunidad cada mañana de fustigar y acusar  a sus adversarios, perdiendo con ello la oportunidad de distender el conflicto; y estos a su vez, responden señalando sus posibles errores en la crisis de salud, y en la económica que ya se asoma.  

El coronavirus avanza exponencialmente, y las próximas semanas serán muy duras, tal como lo advirtió Trump, que calcula entre 100 mil y 240 mil muertes por la pandemia en Estados Unidos. En México, la situación no parece tan grave, pero los días más difíciles están por venir, y urge una actitud conciliadora entre la clase política, de unidad entre los mexicanos para enfrentar los días mas oscuros de las ultimas décadas.

La polarización es iniciada por la clase política, y reproducida en redes sociales. El Presidente atizaba que la crisis del coronavirus le vino como anillo al dedo para reforzar su proyecto. El Gobernador poblano Miguel Barbosa advirtió que el coronavirus es una enfermedad de ricos, y que los pobres son inmunes a dicha pandemia. En un país que de por si presenta importantes brechas sociales y económicas, avivar este clivaje social en medio de la pandemia, es populista, falso e irresponsable por decir lo menos. A pregunta expresa de cómo enfrentará esta crisis, AMLO respondió que lo principal es combatir la corrupción, en otras crisis se apoyo a los ricos, pero que en esta, se apoyará a los pobres. En su intención de comunicar, la visión en blanco y negro, deja de lado a importantes segmentos de la población como la clase media, emprendedores, comerciantes pequeños y medianos.

En México, la polarización parece parte del estilo personal de gobernar del Presidente que le ayuda a desviar la atención de los frentes abiertos del sexenio como la falta de recursos en el sector salud, la recesión económica, la inseguridad, la crisis del petróleo que pone en jaque los proyectos bandera del sexenio: Dos Bocas, Tren maya, Santa Lucia.

Antes dominaban los medios tradicionales como la televisión, sin embargo hoy las redes sociales avivan la conversación pública reproduciendo narrativas que polarizan. Cada bando defiende sus creencias y posturas políticas con etiquetas (hashtags) dirigidas a sus adversarios. Unos creen que el gobierno esta haciendo lo correcto, si no hay resultados, la salida es victimizarse, afirmar que la corrupción es la fuente de todos los males y echarle la culpa a gobiernos anteriores.  En tanto, el otro bando, acusa incompetencia, señalando los posibles errores que tarde o temprano terminarán por hundir a México.  

Al final del día, las redes sociales funcionan como espejos de nuestras creencias, y terminamos cayendo en el circulo vicioso de la disonancia cognitiva, es decir, terminamos escuchando y viendo a quienes refuerzan nuestras creencias y posturas políticas; y desterramos las voces que las cuestionan.

Hasta ahora, la polarización política ha sido el signo distintivo del coronavirus en México. Esperemos que la clase política, ponga el ejemplo para distender, y en lugar de confrontarse, apoyar para #quedarseencasa, #lavarselasmanos, #aplanarlacurva; y de esta manera evitar que nuestro sistema de salud pudiera colapsar en la fase 3 de la contingencia.

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *