RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
Advertising Week Latinoamérica
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: August 8, 2019 Autor: Redacción Parametro
Compartir Nota >

No hay recesión, tampoco buenas noticias

Lo que hay que observar es que la economía no ha crecido desde el tercer trimestre de 2018 y que durante el primer semestre de 2019, estuvo 0.1 por ciento por debajo del año anterior.

Hemos visto, por un lado una desafección, hartazgo y enojo hacia la política tradicional durante buena parte del sexenio pasado, donde la aprobación presidencial rondaba el 25 por ciento hacia el cierre del mismo. De la mano de este indicador, se encuentra el funcionamiento de la economía.

Con Andrés Manuel López Obrador, creció la aprobación y también las expectativas: el 64.9% de los mexicanos creía que durante su gobierno mejoraría el empleo y el 62.3% esperaba una mejora en la economía al inicio de su periodo, de acuerdo con la encuesta telefónica nacional de Parámetro al cierre de 2018.

Pero los resultados no han llegado y la economía enfrenta una desaceleración multicausal. El propio secretario de hacienda ha tenido que reconocer que no hemos crecido y se han tenido que publicar una serie de medidas para “evitar” la recesión técnica. Entre ellas, el adelanto de licitaciones y compras de gobierno (en incongruencia con la necesaria aprobación del congreso en octubre) y el gasto de más de 25 millones de dólares para incentivar el flujo económico.

Esto en respuesta a que, durante el mes de julio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo de 1.6 a 0.9 por ciento el estimado de crecimiento económico para México.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) recortó de 1.3 a 0.5 por ciento su expectativa de expansión económica para la región este año “debido a la debilidad de México y Brasil”.Para México, estimó un crecimiento de 1 por ciento, contrastante con el 1.7 por ciento estimado en la primera mitad del año.

No obstante, la Secretaría de Hacienda mantuvo su expectativa de crecimiento para la economía mexicana en un rango de entre 1.1 y 2.1 por ciento.

De acuerdo con la estimación oportuna del Producto Interno Bruto calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), México no entró en recesión técnica, ya que presentó un avance ligero de 0.4 por ciento en su comparación anual; y una variación real del PIB de +0.1 por ciento en comparación con el trimestre previo (abril-junio).

Lo que hay que observar es que la economía no ha crecido desde el tercer trimestre de 2018 y que durante el primer semestre de 2019, estuvo 0.1 por ciento por debajo del año anterior.

Además, los argumentos oficiales se centraron en “justificar” este estancamiento con problemas externos como la tensión económica entre Estados Unidos y China, y no en reconocer los problemas internos como la pérdida de confianza de los consumidores y los inversionistas ante la falta de claridad en la toma de decisiones.

Si el diagnóstico es equivocado, la enfermedad puede progresar.

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *