RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
Advertising Week Latinoamérica
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: March 15, 2019 Autor: Mtro. Paul Valdes
Compartir Nota >

Democracia, populismo y los primeros 100 días

Las características propias del populismo que este libro describe son el discurso y las acciones antipluralistas e intolerantes, así como un líder que se enarbola como el “representante auténtico del pueblo”…

En América Latina el 48% prefiere la democracia a cualquier otra forma de gobierno; en México esta cifra desciende 10 puntos y se ubica en 38% de acuerdo con cifras del Latinobarómetro. Es el 4° país que menos apoya la democracia.

De igual forma el 24% de los latinoamericanos está satisfecho con la democracia, pero en México, este porcentaje disminuye al 18%. Es importante destacar que estos datos se recabaron el año pasado; en México seguramente tenemos un diferenciador con la elección del 2018.

Esto nos habla de un estado de ánimo en el que el latinomericano, y el mexicano en particular, se encuentran sumamente susceptibles al problema de la corrupción, de tal manera que el 88% cree que el país está gobernado por personas que ven por su propio beneficio –enemistad con las élites- en tanto que solo 9% cree que se gobierna por el bien del pueblo.

La forma de gobierno de México en turno, apoya un cambio en la forma de gobernar que se parece en mucho al populismo.

En el libro de Jan-Werner Müler, What is populism? (¿Qué es el populismo?) se narra cómo es que han llegado al poder personajes como Silvio Berlusconi, Donald Trump, Chávez, Maduro, Da Silva, Evo Morales, Rafael Correa, etc.

Si bien el populismo se asocia con la exaltación del nacionalismo y pretende representar o dar voz a grupos socioeconómicos específicos, campesinos y segmentos anti-stablishment; también crea un enemigo común: los miembros de las elites, quienes se perciben como moralmente inferiores. El liderazgo populista concentra el enojo, resentimiento y frustración de los ciudadanos contra los políticos corruptos.

Las características propias del populismo que este libro describe son el discurso y las acciones antipluralistas e intolerantes, así como un líder que se enarbola como el “representante auténtico del pueblo”, el único representante legítimo, quien se atribuye una supuesta superioridad moral; además, se asume inmune a la refutación empírica –cuestionar los procesos de realización de las consultas, por ejemplo-. No se convocan refrendos abiertos para favorecer la democracia, sino que reafirma su carácter de representante de la “gente real” o del pueblo.

De hecho recientemente se han destapado algunos casos como movimientos en las redes sociales, en los que bots atacan a los medios y usuarios críticos de López Obrador para reducir la credibilidad y callar a las voces contrastantes con el discurso de su gobierno.

Para una democracia eso es intolerancia y una alerta que tenemos que señalar para que pueda seguir siendo plural, pues una forma de gobierno democrática implica diversidad de opiniones, apertura al debate y la garantía de que todas las posturas serán respetadas y libres como un derecho inamovible.

Marta Lagos, presidenta de la corporación Latinobarómetro, advierte que países donde hay problemas en el funcionamiento de las democracias, están en importante riesgo de dejar de ser democráticos.

Los índices de aprobación del gobierno actual han alcanzado niveles positivos históricos; además, hay un claro dominio de la agenda por parte del presidente, hecho que de alguna manera ha generado un buen ánimo entre los ciudadanos, sin embargo, apenas se han superado los primeros 100 días de gobierno. ¿Cómo evolucionarán las decisiones y percepciones?

Atento a tus opiniones en @parametro_mx y @valdescervantes.

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *