RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
Advertising Week Latinoamérica
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: February 14, 2019 Autor: Mtro. Paul Valdes
Compartir Nota >

Del desencanto a la esperanza

Tenemos un presidente apoyado por una amplia mayoría pero también tenemos una oposición desacreditada, sin liderazgo y sin credibilidad en la opinión pública.

Hemos visto, por un lado una desafección, hartazgo y enojo hacia la política tradicional durante buena parte del sexenio pasado, donde la aprobación presidencial rondaba el 25 por ciento hacia el cierre del mismo.

Sin embargo, a partir de la elección presidencial vemos una opinión pública que apoya la presidencia de  Andrés Manuel López Obrador: el 64.9% de los mexicanos cree que durante su gobierno mejorará el empleo; 62.3% espera una mejora en la economía; 58.4% en la seguridad y la misma proporción, espera avances en el tema de la corrupción (Encuesta Telefónica Nacional Parámetro, septiembre 2018).

Tras la toma de protesta del actual gobierno federal vemos el respaldo de una mayoría consistente, los mexicanos pasaron de la desconfianza o desafección, a la esperanza en la figura presidencial.

Esto se refleja a nivel nacional e incluso municipal en la identidad partidista, que no es igual a la preferencia electoral, pero representa la fuerza de los partidos, una base de apoyo social y de orientación ideológica de los ciudadanos.

Por ejemplo, en el municipio de Toluca, actualmente el 32.1% se identifica con Morena, a pesar de ser una fuerza emergente porque hace apenas tres años no era partido; seguido por 9.5% del PAN; 7.4% se identifica con el PRI, 3.7% con el PRD y 1.4% con Vía Radical. El resto de los partidos cuentan con menos del 1% de identificación. Hasta 42.2% no se identifica con ninguna fuerza política, superando la identificación con el partido gobernante.

Estas cifras revelan que aún con la suma de toda la oposición, no se alcanzaría a desafiar la fuerza de Morena en Toluca, es decir, tenemos un presidente municipal apoyado por la mayoría (50.9% de aprobación), pero también tenemos una oposición desacreditada, sin liderazgo y sin credibilidad en la opinión pública. Por esto, se vuelve necesaria una oposición fuerte, capaz de generar contrapesos que aporten a la democracia.

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *