RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: February 15, 2016 Autor: Redacción Parametro
Compartir Nota >

El expediente Moreira

4 de cada 5 mexicanos (79.8%) se enteraron de la detención de Moreira y el 94.4% consideró que el ex gobernador es culpable de los delitos que se le imputan.

La corrupción no es un mal endémico propio de determinados países, sino que afecta a todos en diferentes grados. El Banco Mundial la define como el abuso del poder público para el beneficio de lo privado.

En el índice de Percepción Sobre la Corrupción 2015 presentado por Transparencia Internacional,  México ocupa el lugar 95 a nivel mundial y el lugar 34 de los 34 que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El caso más sonado recientemente en México, es el del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, fue arrestado en España acusado de lavado de dinero.

En 2011 Moreira dejó la gubernatura de Coahuila para contender por la presidencia del PRI, escándalos de corrupción que lo involucraban se hicieron presentes, por lo que renunció a la presidencia del partido en diciembre del mismo año.

En 2013 la revista Forbes lo incluyó en su lista de personajes más corruptos de México, ocupando el lugar 7, junto a personajes ligados al Partido Revolucionario Institucional como Elba Esther Gordillo, Carlos Romero Deschamps Raúl Salinas de Gortari, Andrés Granier Melo, Tomas Yarrington, Fidel Herrera y Arturo Montiel, en ese orden de importancia.

Esto porque durante su mandato en Coahuila, firmó decretos por medio de los cuales adquirió una deuda de más de 33 mil millones de pesos, usando documentos apócrifos. El destino de esos recursos no está claro.

En noviembre de 2012, la Procuraduría General de la República (PGR) absolvió a Moreira del endeudamiento de Coahuila y del delito de enriquecimiento ilícito por falta de pruebas.

El 30 de abril de 2014, la corte de San Antonio Texas anunció que el empresario Rolando Gonzales Treviño, sería procesado por ayudar a Moreira a cometer el delito de lavado de dinero, presuntamente extraído del estado de Coahuila. En Junio de 2015, el empresario salió en libertad y declaró que Moreira compraba medios de comunicación para ‘blanquear’ dinero.

En septiembre de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó atraer el caso denominado “Moreirazo”, dejando que un tribunal inferior decidiera si se giraban las órdenes de aprensión contra funcionarios implicados en el fraude millonario.

El día 15 de enero de 2016, Humberto Moreira fue detenido en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, cuando arribaba de un vuelo procedente de México, debido a una orden de búsqueda y captura en su contra. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) y la Fiscalía Anticorrupción de España detectaron que sólo en 10 meses de 2013, Humberto Moreira realizó transferencias a su cuenta en España por 200 mil euros, por lo que se investiga si ese dinero es producto de lavado de dinero. También se le investiga por organización criminal por su presunta relación con los ‘zetas’.

En México las reacciones no se hicieron esperar. Por un lado el Partido de la Revolución Democrática (PRD) festejó que “se hiciera caso a los llamados de justicia de los mexicanos”; asimismo pidió la colaboración del gobierno mexicano en la investigación.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) por su parte, llamó a no anticipar defensas ni juicios condenatorios. También manifestó que las instituciones no son responsables de los actos de individuos en aras de minimizar el impacto del escándalo en el partido.

El Partido Acción Nacional (PAN) lamentó que la justicia se llevara a cabo por instancias extranjeras, pero lo consideró como una oportunidad para que el gobierno mexicano demostrara que es capaz de aplicar la ley de manera equitativa para todos, sin distinción de partido.

En la embajada de España en la Ciudad de México, el día 19 de enero un grupo de ciudadanos colocó una manta exigiendo la libertad de Humberto Moreira. En dicha manta ser reclama tanto a España por capturar al ex presidente del PRI, como a Rubén Moreira, Manlio Fabio Beltrones y a Enrique Peña Nieto por que “lo han dejado solo”, sentenciado que el priismo los está vigilando.

El día 22 de enero de 2015, el  juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, otorgó la libertad condicional a Moreira. Como medida precautoria le retiró el pasaporte para que no pueda salir de España, pero este 2 de febrero le fue devuelto el documento.

De acuerdo con la 28° Encuesta Telefónica Nacional de Parámetro Investigación realizada los días 23 y 24 de enero de 2016, 4 de cada 5 mexicanos (79.8%) se enteraron de la detención de Moreira y el 94.4% consideró que el ex gobernador es culpable de los delitos que se le imputan. Además, la mayoría de los encuestados (87.7%) consideran que el PRI encubrió a Moreira para que este no fuera detenido en México.

En este país, aún no hay una investigación contra Moreira por algunos delitos que se le han asociado como fraude, organización criminal (por su presunta relación con los zetas),  desvío de recursos y lavado de dinero.

Las investigaciones deben realizarse independientemente del personaje y su relación con el partido en el poder, de esta manera se estaría fortaleciendo el papel del Estado en contra de la corrupción en las altas esferas de la política. Resolver el caso Moreira sentaría un precedente en México para reducir la percepción de impunidad y la aplicación efectiva de sanciones en caso de encontrarlo culpable, sería un paso importante para cambiar los niveles de desconfianza de los mexicanos en la justicia.

Redacción: Daniel Cervantes Olivares

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *