RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: October 28, 2015 Autor: Redacción Parametro
Compartir Nota >

Buen Fin 2015

Percepciones positivas a la baja.

Este año se realizará el Buen Fin del 13 al 16 de noviembre. Este será el quinto año consecutivo en el que se pondrá a disposición de los mexicanos una lista de ‘ofertas’ especiales con motivo de esta actividad.  Al igual que el Black Friday, el Buen Fin tendrá una duración de cuatro días.

Según las instituciones públicas promotoras y empresas participantes, el Buen Fin tiene como objetivo reactivar la economía a través de la motivación al consumo y contribuir con ello a “mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas”.

No necesariamente el gasto es el principal productor del bienestar, sin embargo, iniciativas como estas asemejan a los niveles socioeconómicos medios bajos con los medios altos. El nivel C- se comporta y vive como C y C+ a través de adquirir aquello que los asemeja, como la tecnología y algunas marcas de ropa, pero adquirida en condiciones distintas como las facilidades del Buen Fin.

Además, muchas empresas adelantan su aguinaldo para el aprovechamiento de los descuentos que se realizan durante este fin de semana, pero surge la pregunta: ¿realmente favorece a las familias mexicanas?

Un efecto positivo es el incremento que provoca este fin de semana en la derrama económica del sector comercial, que incentiva la venta, la producción y en ocasiones bonos especiales para trabajadores, vendedores y dueños de negocio. Desde el primer Buen Fin se vio una derrama económica de 106 mil millones de pesos, superando las expectativas.

Pero es necesario entender en qué términos este periodo de descuentos se convierte en un ahorro para la economía familiar.

Gastar en descuentos no es ahorrar, esta última palabra es una de las que más se utilizan para la promoción de dicho fin de semana. Un ejemplo está en que muchos consumidores se gastan su aguinaldo en este fin de semana, en lugar de ahorrarlo o utilizarlo en otras necesidades del hogar.

Otro punto importante es que la adquisición de un bien duradero no es una inversión,  una inversión es aquella en la cual se compra con el fin de obtener una rentabilidad. En la compra de una pantalla, por ejemplo, el principal fin es el entretenimiento, pero no genera ningún beneficio económico.

Para las familias mexicanas, el buen fin se había asumido en general como un suceso positivo. Sin embargo, datos de la 27 encuesta telefónica nacional de Parámetro Investigación revelan que este año, 6 de cada 10 mexicanos (59.6%) están en desacuerdo con el Buen Fin y sus promociones; en 2014 la mayoría de los mexicanos se mostraban de acuerdo con esta iniciativa (58.7%).
Además, solo 2 de cada 10 mexicanos planean comprar algo en estos días de ofertas; en 2014, la cifra ascendía a 3 de cada 10. Lo cierto es que el pago a crédito resulta ser un incentivo de compra y muchas veces, aunque no se planea, se termina realizando dicha compra: el 54% de los mexicanos que han comprado en el buen fin, acostumbran pagar a crédito según la misma encuesta.

Se trata de incentivar la economía y tener acceso a bienes al mejor precio, no de incrementar el endeudamiento. Por ello, es conveniente analizar la compra que se realiza en este fin de semana y no dejarse llevar por los descuentos en productos que aunque atractivos, sean poco útiles o innecesarios. Realizar una compra inteligente no sólo beneficia la economía familiar y personal, sino el flujo económico local y nacional, porque da pie a que iniciativas como el Buen Fin sean exitosas y cumplan con sus objetivos.

buen-fin

Redacción: Gilberto Reynaldo Rosas Calvo

Diseño: Yanet G. Sánchez

@grrc42

 

 

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *