RECOMENDACIONES
World Association for Public Opinion Research
American Association for Public Opinion Research
Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y…
CONSULTAR MÁS RECOMENDACIONES >
Fecha: April 24, 2013 Autor: Redacción Parametro
Compartir Nota >

Cerca de la mitad de los niños en el mundo viven en pobreza

Los niños cuya situación económica (o la de sus familias) es insuficiente para cubrir sus necesidades mínimas, presentan altas tasas de desnutrición, enfermedades infecciosas, VIH, rezago educativo, violencia y explotación.

En cualquier escala social, los 2 mil 200 millones de niños que la UNESCO calcula que hay en el mundo, se ven rodeados por una serie de circunstancias que vulneran su estabilidad pero como es de esperarse, son los mil millones de niños en pobreza los más afectados.

Los niños cuya situación económica (o la de sus familias) es insuficiente para cubrir sus necesidades mínimas, presentan altas tasas de desnutrición, enfermedades infecciosas, VIH, rezago educativo, violencia y explotación.

El hacinamiento e insalubridad facilitan la transmisión de enfermedades. En 2010, casi 8 millones de niños murieron antes de cumplir 5 años, la mayoría de ellos debido a neumonía, diarrea (principales causas de muerte en esas edades) o por complicaciones durante el parto.

Aunque se redujo considerablemente el promedio, alrededor de mil bebés contrajeron diariamente VIH debido a la transmisión de la madre y por otro lado, 15 millones de menores quedan huérfanos cada año porque sus padres mueren a causa del virus.

La exclusión escolar afecta a 22.1 millones de niños de América Latina y el Caribe. Sólo en Centroamérica, de 700 mil niños, niñas y adolescentes en edad de escolarización básica están fuera de la escuela. A éstos se suman 2,7 millones de niños, niñas y adolescentes que cursan sus estudios primarios o secundarios con dos o más años de rezago.

En México la situación también es preocupante: según INEGI, 2 millones 678 mil 570 niñas y niños de 5 a 17 años no asisten a la escuela por razones de inseguridad pública, discriminación, o bien por la distancia a la que está la escuela.

Como promedio mundial, los niños se unen a pandillas cuando tienen alrededor de 13 años, pero la edad de iniciación en estos grupos es cada vez menor. Pocas veces se investigan los crímenes que se cometen contra niños en situación de calle; incluso muchos gobiernos han prohibido la vagancia y la fuga del hogar por lo que se convierten en víctimas de las leyes y de autoridades que abusan de la vulnerabilidad los menores.

Niños y niñas de todas las clases sociales, pero principalmente bajas, son víctimas de explotación.  De los 2 y medio millones de personas realizan trabajos forzosos como consecuencia de la trata, entre 22 y 50% son infantes. Incluso cuando no son víctimas de la trata, muchos se ven obligados a trabajar para sobrevivir sin importar lo peligroso que esto resulte.

Más de 15 millones de niños mexicanos además de estudiar, hacen quehaceres domésticos. Por si fuera poco, más de 1 millón de niños y niñas trabajan, hacen quehaceres domésticos y estudian, esto se vuelve un asunto delicado porque más allá de aprender y apoyar a sus tutores (sean o no sus padres), dejan sin efecto su derecho  a la recreación y el juego, establecido en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño.

 

Información: UNICEF

Por Yanet G. Sánchez Monroy

ENVIAR POR E-MAIL
IMPRIMIR
TAMAÑO DE TEXTO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *